Noticias

Movistar sustituirá los decodificadores de todos sus clientes por los UHD en menos de dos años

Telefónica anunció varias novedades relacionadas con Movistar+, como la integración de Netflix en su catálogo -más servicios podrían sumarse también- o el nuevo canal #Vamos, centrado en la actualidad deportiva. Otro de los anuncios que pasó de puntillas fue el hecho de que estas novedades, Netflix incluido, implican una renovación estructural de la interfaz del servicio, algo que a su vez implica la renovación obligatoria del decodificador actual en favor del nuevo.

Esta renovación supondrá la llegada de un nuevo descodificador 4K, conectividad “ultrarrápida”, Aura integrado y una nueva interfaz, así como la gestión de perfiles para los distintos usuarios. Esa nueva interfaz, disponible a partir de octubre, tendrá, según Telefónica, “una mayor riqueza gráfica, nuevas animaciones, distintos diseños de calles y más protagonismo para el contenido”. Además podremos ver tráilers automáticamente, solo habrá que posarse durante un segundo en el contenido que queramos ver. Al estilo Netflix.

Esta renovación no saldrá gratis para el cliente, desde la compañía se señaló que a cada cliente se le cobrará una cantidad todavía no especificada en su tarifa, si bien también se dijo que ese coste sería inferior al coste de mercado.

Telefónica señaló que el coste de los nuevos decodificadores será imputado a sus clientes, sin dar más detalles por el momento sobre la cantidad o la fórmula para el cobro

Tampoco podemos saber pues si ese coste permitirá quedarse con el decodificador o, como suele ocurrir en la operadora, será en concepto de alquiler y el cliente estará igualmente obligado a devolverlo en el momento de su baja, con penalización en el caso de no entregarlo. La previsión de Movistar es que a mediados de 2019 se hayan instalado un millón de los nuevos decodificadores, y que entre 18 y 24 meses ya haya sido renovado el parque total de los 4,2 millones de clientes de televisión de la compañía. De ellos, 3,5 millones lo son vía IPTV, 700.000 clientes vía DTH y 1,9 millones por tecnología OTT.

A la renovación obligatoria -y de pago- hay que sumar el hecho de que los distintos perfiles del nuevo decodificador (uno por defecto del hogar y otros cuatro para distintos miembros- servirán para tener “recomendaciones mejores” de contenido… y publicidad orientada a los gustos de cada usuario (en clusters, sin segmentación individual).

Sobre la integración de Aura, Movistar explicó que su asistente con inteligencia artificial ya ha sido utilizado por 500.000 usuarios de la compañía.

Vista la apuesta tan fuerte por un decodificador 4K, y estando en las postrimerías de 2018, es de esperar que aumente notablemente el contenido en esta resolución, que ahora se limita a algunas emisiones de partidos de fútbol en directo… y a algunos contenidos de Netflix, que se integrará próximamente.

Al nuevo decodificador le llegará otra renovación: un nuevo mando a distancia más de set-top-box y menos de televisión tradicional. Conectividad Bluetooth, micrófono para el control por voz y botones de acceso directo a ciertos contenidos. No obstante, este no llegará hasta 2019.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s