Noticias

La nueva ley de Copyright

El pasado 5 de julio el Parlamento Europeo llevará a cabo un proceso de votación para decidir si aceptan una propuesta de directiva sobre los derechos de autor, y tenemos que Fundación Wikimedia ha emitido un comunicado que avisa que decidieron cerrar sus servicios en varios idiomas por 36 horas como forma de protesta por la probable aprobación de la reforma.

El equipo de Wikipedia señala que si se aprueba la ley se dañaría de forma importante la Internet abierta que hoy conocemos ya que se amenazaría la libertad en línea con la imposición de nuevos filtros y restricciones para el acceso a la web.

En el texto se indica que diversas personalidades relacionadas con las tecnologías de la información se oponen a la propuesta, incluyendo el creador de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, académicos, organizaciones de derechos humanos y más grupos de ciencia y tecnología.

De esta manera Wikipedia en diferentes idiomas, incluyendo el español, se ha apagado antes y durante la votación para intentar hacer conciencia y que los miembros del Parlamento Europeo voten en contra del texto para preservar la libertad en la red.

Finalmente, el resultado de la votación (vía Fortune) fue de 318 en contra y 278 a favor de la legislación tal como fue presentada en su formato original, lo que significa que tendrá que volver a fase de estudio y reformularse casi por completo antes de ser sometida a una nueva votación.

¿Y ahora? El próximo mes de septiembre habrá una segunda votación, por lo que la guerra para “salvar internet”, como se le ha denominado, aún no ha terminado.

El punto en discordia aquí -o mejor dicho, los puntos en discordia- son dos artículos en particular: los números 11 y 13 de la propuesta original. El 11 pretende (o mejor dicho, pretendía) que cualquier contenido ya protegido por derechos de autor solo pudiera ser compartido en internet mediante una licencia especial (y pagada), mientras que el 13 artículo proponía una especie de filtro para verificar si el contenido compartido mediante links estaba protegido por derechos de autor.

La votación del parlamento europeo obligará a quienes propusieron la legislación a revisar la forma en que se implemente, antes de una votación definitiva. Tanto quienes estaban en contra como a favor del proyecto de ley realizaron un lobby previo bastante fuerte que incluso llevó al cierre de la Wikipedia en varios idiomas. Y la “batalla” por internet aún no se acaba, por lo que todavía nadie puede dormirse.

Lo importante por ahora es que los memes y todo el contenido que se comparte por internet con motivos no comerciales está a salvo.

La razón por la que todos están en contra

Artículo 11: “proteger a las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos digitales”

El Artículo 11 tiene por objeto “proteger a las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos digitales”. Es decir, que para poder vincular o hacer referencia a un artículo en una plataforma sin ánimo de lucro (como es Wikipedia), habría que pedir permiso a todos y cada uno de los editores en cada caso particular. Una norma que dificultaría que miles de personas voluntarias que escriben Wikipedia en español puedan escribir más de 200 artículos nuevos al día, y realicen las más de 650.000 ediciones en la enciclopedia que se producen cada mes.

Por tanto, el artículo 11 dificultaría gravemente la posibilidad de crear hipervínculos y de compartir contenidos, lo cual es, según dicen, “uno de los pilares de Internet”, afectando al derecho de libertad de expresión y a la libertad de cita.

Artículo 13: “la obligatoriedad de cotejar en bases de datos de obras protegidas por derechos de autor”

Por su parte, el artículo 13 implica que los sitios que permiten a los usuarios publicar texto, sonidos, códigos, imágenes estáticas o en movimiento u otras obras protegidas por derecho de autor para consumo público deberán filtrar todas las presentaciones de sus usuarios para compararlas con una base de datos de obras protegidas.

Además, los sitios deberán pagar para licenciar estos envíos a la base de datos, y para identificar coincidencias.

Pero la gran laguna del artículo 13 es que este, si bien penaliza a cualquier sitio que no bloquee las infracciones de derechos de autor, no castigará a las personas que reclamen falsamente derechos de autor sobre el trabajo de otra persona.

Por tanto, será mucho más fácil hacer estas afirmaciones falsas que averiguar cuáles de los cientos de millones de reclamaciones con derechos de autor son reales y cuáles son bromas o engaños o intentos de censura.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s