Noticias

Adiós a Firefox OS

A inicios de este mismo año Mozilla anunció que dejaría de desarrollar la versión para smartphones de su sistema operativo Firefox OS y, por tanto, no lanzarían nuevos móviles con este sistema. Pero ahora ha puesto el clavo definitivo en el ataúd al anunciar que detendrán todo tipo de desarrollo comercial para Firefox OS. El sistema dejará de existir para ellos.

Pero no debemos olvidar que Firefox OS sigue teniendo sus bases en una plataforma Open Source, por lo que cualquier miembro de la comunidad podrá seguir desarrollándolo y llevándolo a nuevos smartphones si lo desea.

Una breve vista atrás

Cuando Firefox OS llegó al mercado con una propuesta fantástica en la cual la apuesta por las aplicaciones web y por los mercados emergentes parecía evidente. Puede que ese fuese un primer paso interesante, pero esa libertad que era base de todo el proyecto también pudo ser una de las causas de su muerte prematura.

La plataforma de Mozilla nos hizo ser optimistas, pero poco a poco su impacto se fue reduciendo y algunos destacaban entonces que quizás lo que necesitaba el sistema operativo era un terminal de gama alta basado en Firefox OS que permitiese demostrar todo lo que podía dar de sí.

Aquel terminal nunca llegó, y aunque las propuestas hardware fueron mejorando, la plataforma software nunca pudo competir con las ofertas de Google y de Apple: el catálogo de aplicaciones era difuso y no especialmente atractivo, la experiencia de usuario era muy mejorable y las grandes ausencias en el terreno software -WhatsApp fue un buen ejemplo- volvían a poner en duda el futuro “práctico” de la plataforma.

El desarrollo de la plataforma acabó deteniéndose y tratando de apostar por otros segmentos para darle una última oportunidad que finalmente no ha podido ser aprovechada. Ni siquiera en las teles, donde proyectos como Matchstick acabaron siendo cancelados tras crear mucha expectación. El sueño había acabado.

Android e iOS no tienen competencia (a la vista)

Lo que le ha pasado a Firefox OS pone de manifiesto lo complejo que es competir en un segmento ya maduro y que difícilmente abrirá las puertas a alternativas que no puedan competir en prestaciones.

Otros lo han planteado antes: Ubuntu, Sailfish y Tizen han planteado propuestas con diversas perspectivas, pero ninguna de ellas ha logrado ofrecer una propuesta que cuaje en el mercado realmente. El número de dispositivos distribuidos en estas plataformas -salvo quizás en el caso de Tizen- ha sido muy limitado, y habitualmente han estado dirigidas a nichos de usuarios muy comprometidos con este tipo de propuestas que nunca han acabado de convencer al público en general.

No lo han hecho por no ofrecer terminales atractivos en los que poder ser aprovechadas, o por no poder competir en usabilidad o la fluidez del sistema, pero fundamentalmente donde no han podido competir es en el catálogo software. Sin un WhatsApp, un Instagram o un YouTube nativo -por citar algunos ejemplos- el futuro de estas soluciones ha sido siempre difícil. Siguen luchando, pero a priori su situación no parece que vaya a mejorar de forma dramática.

Veremos si Windows con sus proyectos puede llegar a conseguir deshacer este dupolio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s