Noticias

Que hacer si tu móvil se moja

Estamos ya en Agosto, somos muchos los que estamos o hemos estado de vacaciones y pasando nuestro tiempo en playas y piscinas y quizá es ahora cuando nuestro móvil más sufre la posibilidad de mojarse y que podamos perderlo para siempre.

Si el móvil se te moja, no temas, puede ser recuperable. Como primera opción tenemos la de “toda la vida” y la más común en estos casos… nuestro querido arroz, pero ahora os descubriremos que no es la única opción.

El arroz

Muchas veces hemos leído o alguien nos ha contado que meter el teléfono recién mojado en arroz y dejarlo así durante 48 horas les ha salvado el dispositivo. De echo yo misma lo hice hace hace un par de meses cuando mi teléfono decidió darse un pequeño chapuzón. Y es que es de sobra conocido que el arroz es muy absorbente y, además, es lo que solemos tener todos más a mano y de ahí que se haya convertido en el más común.

Otros absorbentes

En caso de que nuestro móvil se haya mojado, también podemos usar arena de gato (de perlas de sílice), copos de avena o gel de sílice (esas pequeñas bolsitas que encontramos en el interior de muchas cajas para evitar la humedad).

Recuerda, eso sí, que en todas estas maneras hablamos del dispositivo recién mojado, si ya ha pasado tiempo, es poco probable que estas soluciones te sirvan.

¿Qué hago si se mojó mi móvil?

Cuando se nos ha mojado cualquier dispositivo no resistente al agua es muy importante seguir estos pasos para evitar males mayores. En primer lugar, obviamente, sacamos el teléfono del agua cuanto antes así intentamos evitar los males que puedan surgir.

A continuación debemos apagar el móvil y así evitar que los cortocircuitos empeoren nuestra situación. A veces puede ser que el botón de apagado sea imposible, así que debemos buscar alternativas como extraer la batería o pulsar prolongadamente el botón de apagado…

Después debemos separar todas las piezas que nos sea posible, es decir, quitaremos baterías, tarjetas SIM, tarjetas SD y cualquier cosa que podamos quitar fácilmente del teléfono para facilitar su secado. Podemos usar una toalla (NUNCA un secador) para secar las piezas con el fin de evitar que el agua llegue más lejos.

Ten especial cuidado si hablamos de agua salada ya que el sal hará un efecto corrosivo inmediato y debemos asegurarnos de eliminar todo el sal correctamente. Lo mejor en este caso es limpiar las piezas con un cepillo empapado en alcohol isopropílico para asegurarse de luchar contra el sal.

Una vez que hemos desmontado y secado el terminal, debemos sumergirlo bien en cualquiera de los absorbentes mencionados anteriormente durante, al menos 48 horas y lo mejor es no tocarle en estos 2 días.

Pasado este tiempo, toca montar todas las piezas y cruzar los dedos ya que nadie nos puede asegurar que esto vaya a funcionar.

En caso de que tras todo esto, tu teléfono vuelva a ser el mismo, tenemos un último problema: adiós a la garantía. Todos los teléfonos tienen en su interior una pegatina chivata que cambia de color si se moja y eso es lo primero que mirarán al recibir un terminal a reparar y da lo mismo cual sea tu avería, denegarán tu garantía.

Ten especial cuidado con los teléfonos sumergibles

Ten mucho cuidado el grado de “sumeribilidad” que tiene tu dispositivo y recuerda que generalmente sólo se recomienda en aguas sin tratar, es decir, cuidado con el cloro de las piscinas y con el sal del mar.

GRADO DE PROTECCIÓN RESISTENCIA A POLVO RESISTENCIA AL AGUA
0 Sin protección Sin protección
1 Evita entrada de partículas de <50 mm. Protección contra goteo (10 minutos, 3-5 mm cúbicos/minuto)
2 Evita entrada de partículas de <12,5 mm. Protección contra goteo (10 minutos, 3-5 mm cúbicos/minuto) desde distintos ángulos
3 Evita entrada de partículas de <2,5 mm. Protección contra agua nebulizada (al menos 5 minutos, hasta 60 grados de inclinación)
4 Evita entrada de partículas de <1 mm. Protección contra chorros de agua (al menos 5 minutos, 10 litros por minuto)
5 Puede entrar polvo, aunque sin interferir en el funcionamiento. Protección contra chorros de agua (al menos 3 minutos, 12,5 litros por minuto, a al menos 3 metros)
6 Protección total contra entrada de polvo. Protección contra chorros de agua (al menos 3 minutos, 100 litros por minuto, a al menos 3 metros)
7 Protección contra inmersión (1 metro durante 30 minutos)
8 Protección contra inmersión (especificada por el fabricante, pero mayor que la de nivel 7)
9k Protección contra chorros de agua a alta presión y temperatura (14-16 litros por minutos, a 0,1 metros, 80 grados de temperatura)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s